Revista de Actualidad y Tecnología
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Las mejores recomendaciones para viajar con tu perro en avión

A las personas les encantan convivir con un animal de compañía, ya que en 2020 había 88 millones de europeos que convivían con al menos una mascota.

La salud de nuestro perro depende de la alimentación que le damos. Los expertos explican que los animales que comen habitualmente comida casera o sobras tienen el doble de posibilidades de ser obesos.

Los veterinarios aconsejan el pienso seco, porque garantiza una dieta equilibrada. Cuando el animal tiene problemas gastrointestinales, los expertos aconsejan la comida húmeda, porque se digiere de forma fácil.

Esta alimentación tiene beneficios en la hidratación, porque puede contener hasta un 80% de contenido en agua y reduce el riesgo de infecciones en el riñón.

Sin embargo, los alimentos que no deben probar los perros son: el chocolate, las uvas, las pasas, la cebolla, el ajo, las bebidas con cafeína, la leche, los huesos de pollo o pescado y el alcohol.

Para evitar el sobrepeso es recomendable el ejercicio físico. Los paseos son aconsejables para que el animal pueda estirar las patas, socializar con otros animales y fortalecer su cuerpo.

Está de moda el doga (yoga con perros ), ya que esta disciplina le ayuda a reducir los niveles de estrés y ansiedad. También puedes optar por los juegos al aire libre, como tirarle la pelota o buscar objetos.

Salir a correr juntos es una buena opción para que podáis liberar el estrés. Solo necesitarás una correa, unas zapatillas y un arnés para el perro. Esta modalidad se conoce como canicross.

«¿Te apetece pasar aventuras con tu perro? Prueba con el Kayak. Puedes costear por aguas tranquilas o comenzar a practicar este deporte por pantanos de tu comunidad. Eso sí, si te llevas a tu mascota mientras navegas en una piragua, asegúrale con un chaleco salvavidas para perros. Suelen llevar un asa en el lomo para evitar disgustos. En esta actividad deportiva, tu perro hará menos ejercicio que tú, por lo que puedes finalizar la ruta con algunos ejercicios en la orilla lanzándole discos o pelotas», informa la revista ¡HOLA!

En la actualidad hay más facilidades para poder viajar con la mascota, porque la cultura ‘dog-friendly’ está muy de moda. Opta por viajar con tu perro para disfrutar de las vacaciones.

Prepara su maleta, ya que es muy importante que el animal descanse bien. Llévate su cama, sus juguetes preferidos, la cartilla veterinaria, una correa larga, elementos reflectantes para la noche y su collar antiparasitario.

El calor excesivo puede perjudicar el bienestar de tu mascota, así que pasea a tu perro cuando las temperaturas no son tan elevadas. Llévate una botella o utensilio con el que pueda beber durante el paseo.

Si decides viajar con tu amigo peludo en avión escoge una empresa de transporte de animales, ya que te ayudará a resolver tus dudas y no suele tener ninguna incidencia con la seguridad de los animales.

Los profesionales de Star Cargo, expertos en transporte internacional de mercancías, informan que tu mascota hará un viaje estupendo y no pasará frío en la bodega del avión.

Antes del viaje, es recomendable acudir a una revisión en el veterinario, para saber si el animal está en condiciones de realizar el viaje. También es fundamental que sus vacunas estén al día y que no tenga parásitos internos y externos.

Es necesario la documentación, la plaquita con los datos de localización y su cartilla de vacunación con todos sus datos: nombre, sexo, raza, edad y color de la mascota.

Tu amigo peludo no puede comer ni beber antes de subir al medio de transporte, para evitar problemas de digestión y posibles vómitos. Escoge un transportín que se adapte al tamaño de tu perro.

La reja deberá estar perfecta asegurada para que tu mascota no pueda salir. Debes acostumbrarlo a permanecer en su transportín y también entrenarlo para controlar sus necesidades fisiológicas.

Es importante que tu perro se pueda poner de pie, girar y acostarse. Dentro del transportín deja un juguete y su almohada.
Te aconsejamos un vuelo nocturno para que el animal pueda dormir durante el viaje.

Elige vuelos sin escalas, para que el viaje sea lo más corto posible. Antes del viaje no estés nervioso, así que intenta trasmitirle seguridad y alegría.

Debes saber que no pueden viajar en avión los perros de razas con problemas respiratorios, los animales en periodo de lactancia, embarazadas o enfermos.

No recurras a los tranquilizantes porque baja la presión sanguínea con la altitud del vuelo y también con la sedación. Algunas compañías aéreas prohíben la sedación en el transporte de animales domésticos.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Más comentados
Galeria
Scroll al inicio